foto1
foto1
foto1
foto1
foto1

DEPARTAMENTO DE FRANCÉS

Francisca Rodríguez (Jefa de Departamento) 

FRANCÉS: SEGUNDA LENGUA EXTRANJERA

La materia optativa francés se oferta a lo largo de toda la enseñanza obligatoria. La ventaja consiste en tener asegurada la continuidad en el aprendizaje y de esta manera alcanzar un nivel que, según el Marco Común Europeo de Referencia para las lenguas, podría situarse en el A2. Pero, además, el alumnado puede continuar su aprendizaje de esta lengua porque se oferta también en los dos cursos de bachillerato. Así, al finalizar la etapa posobligatoria, el nivel oficial alcanzado puede ser el B1.

Los objetivos son que el alumnado sea capaz de poder desenvolverse en los aspectos más comunes de la vida cotidiana: en casa, en la escuela y en sus relaciones con la gente en distintas circunstancias; que sea capaz no sólo de comprender mensajes orales o escritos, sino que pueda expresarse de ambos modos y que el aprendizaje del idioma le sirva para valorar la cultura extranjera, así como la suya propia y facilitar al mismo tiempo las interrelaciones personales. Se pretender dar respuesta a los fundamentos de la enseñanza de un idioma: el desarrollo de las cuatro destrezas lingüísticas, a saber, la comprensión oral y escrita y la expresión oral y escrita.

Con una metodología activa de modo que el alumnado, desde el primer momento, haga uso eficaz y comunicativo del idioma. Así, la metodología es eminentemente comunicativa. Se requiere la participación de todos. No debe haber miedo al error. Se realizan juegos, jeux de rôles, diálogos, presentaciones orales…; se trabaja con documentos auténticos tanto orales como escritos; vemos películas, escuchamos canciones, hacemos proyectos…Traemos además el espacio de la francofonía al aula y para ello vivimos las principales fechas del calendario, las fiestas, los acontecimientos culturales…Cocinamos crêpes, sin olvidar los viajes realizados a París y el intercambio con un instituto francés con el que tenemos un hermanamiento oficial reconocido por Estrasburgo.

La evaluación se hace a través de la participación en clase, el interés demostrado y el trabajo diario además de controles periódicos que van valorando el progreso del alumnado.

Buenas razones que deben conocer los padres para elegir esta optativa.

1. Aprender una única lengua no basta: en el mundo actual, hablar una única lengua extranjera no basta. Un alumno que habla varias lenguas multiplica sus oportunidades en el mercado laboral, en su propio país y a escala internacional. Aprender otra lengua es adquirir una riqueza suplementaria y abrirse otros horizontes personales y profesionales.

2. El francés es, junto con el inglés, la única lengua hablada en los cinco continentes: más de 200 millones de personas hablan francés en los cinco continentes. El francés es una gran lengua de comunicación internacional. Es la lengua extranjera que más personas aprenden, después del inglés y la novena lengua más hablada en el mundo. El francés es también la segunda lengua extranjera que más se enseña en el mundo, después del inglés y en todos los continentes. La Francofonía abarca 68 Estados y Gobiernos. Finalmente, Francia dispone de la mayor red de establecimientos culturales en el extranjero, donde se imparten clases de francés a más de 750.000 personas.

3. Una ventaja para la carrera profesional: hablar francés e inglés es una ventaja para encontrar un empleo en las numerosas multinacionales francesas y francófonas, en diferentes sectores de actividad (distribución, automóvil, lujo, aeronáutica...). Francia, quinta potencia comercial, atrae a empresarios, investigadores y a los mejores estudiantes extranjeros.

4. El descubrimiento de un universo cultural incomparable: el francés suele considerarse como la lengua de la cultura. Todo curso de francés va acompañado de un viaje cultural al mundo de la moda, de la gastronomía, de las artes, de la arquitectura y de la ciencia. Aprender francés es también acceder, en versión original, a los textos de los grandes escritores franceses como Victor Hugo o Marcel Proust y de poetas tan ilustres como Charles Baudelaire o Jacques Prévert, de acercarse al cine francés.

5. Una ventaja para estudiar en Francia: hablar francés permitir realizar estudios en Francia, en universidades de prestigio (Sorbona, Universidad Pierre et Marie Curie...) o en las grandes escuelas (HEC, Politécnica, ESSEC), a menudo en condiciones financieras muy ventajosas. Los alumnos que dominan el francés pueden igualmente, bajo ciertas condiciones, acceder a becas del gobierno francés para realizar un tercer ciclo de estudios en Francia en todas las disciplinas y obtener un diploma reconocido internacionalmente.

6. Visitar París y Francia: Francia es el país más visitado del mundo, con más de 70 millones de visitantes por año. Con algunas nociones de francés, resulta mucho más agradable visitar París y todas las regiones de Francia (de la dulzura de la Costa Azul a las cumbres nevadas de los Alpes, pasando por las costas salvajes de Bretaña), pero también entender la cultura, las mentalidades y el arte de vivir a la francesa. El francés es igualmente útil, cuando se visita África, Suiza, Canadá, Mónaco, las Seychelles...

7. La lengua de las relaciones internacionales: el francés es, a la vez, lengua de trabajo y lengua oficial en la ONU, en la Unión Europea, en la UNESCO, en la OTAN, en el Comité Olímpico Internacional, en la Cruz Roja Internacional y en varias instancias jurídicas internacionales. El dominio del francés es indispensable para cualquier persona que se proponga hacer carrera en organizaciones internacionales.

8. Una lengua para pensar y debatir: el francés es una lengua analítica que estructura el pensamiento y desarrolla el espíritu crítico. Es la lengua de los grandes filósofos (Descartes, Sartre o Derrida) y de científicos de renombre (Pierre y Marie Curie, Pasteur, Georges Charpak...). Al aprender francés, el niño aprende también a argumentar y a presentar diferentes puntos de vista, lo cual resulta muy útil en las discusiones o en las negociaciones. Es la lengua de la "Ilustración". El francés es la lengua de los ideales universalistas, desarrollados por los filósofos del siglo de las “Luces”, quienes hicieron brillar la idea de los Derechos Humanos en el mundo.

9. El francés es una lengua de aprendizaje agradable: contrariamente a los clichés, el francés no es una lengua difícil. Es una lengua que exige una cierta precisión, pero su riqueza permite expresar una multitud de matices y después de algunas lecciones, se puede comunicar muy rápido en francés. Existen numerosos métodos para aprender francés, divirtiéndose, a partir de los primeros años en la escuela. Los alumnos también aprecian el francés porque es una lengua dulce, melódica y romántica.

10. Una lengua para aprender otras lenguas: aprender francés ayuda a aprender otras lenguas, en particular lenguas latinas (español, italiano, portugués o rumano), pero también inglés, ya que el francés ha proporcionado más de un 50% del vocabulario inglés actual.

11. Intercambios: Los alumnos pueden entrar en contacto con francófonos de su misma edad. Los tipos de estancias en Francia son variados y permiten vivir experiencias enriquecedoras. Existen miles de hermanamientos entre establecimientos franceses y escuelas del mundo entero que permiten tejer vínculos con la primera red educativa del mundo.

12. Promover la diversidad lingüística: hablar francés contribuye, de modo notable, a proteger la diversidad lingüística en el mundo y evita la generalización exclusiva de una única lengua en la época de la mundialización.

Copyright © 2021 IES MUTXAMEL Rights Reserved.